oro y los refinadores disparan